Breadcrumbs

Nanotubos de carbono

Nanotubos de carbono

Desarrollan un innovador sensor de fuerza a partir de nanotubos de carbono

Un grupo de investigadores de Rusia, Bielorrusia y España ha desarrollado un sensor de fuerza microscópico basado en nanotubos de carbono.

El diseño se fundamenta en el uso de dos nanotubos, cuyos extremos abiertos se colocan uno frente al otro. Al aplicarles un voltaje, a través del circuito fluye una corriente de unos 10 nanoamperios.nanotubos-de-carbono copy

Las paredes de los nanotubos de carbono son conductores buenos, y por el espacio que queda entre los extremos de los nanotubos la corriente fluye gracias al Efecto Túnel, que es un fenómeno cuántico en el que los electrones atraviesan una barrera considerada insuperable en la mecánica clásica.

Esta corriente se denomina corriente de túnel y se utiliza ampliamente en diversos ámbitos. Un ejemplo es el microscopio de Efecto Túnel (o microscopio STM), en el que se escanea la superficie de una muestra usando una aguja muy fina con voltaje aplicado. La aguja pasa sobre la superficie, y la magnitud de la corriente que fluye a través de ella muestra la distancia hasta la muestra con tal exactitud que el microscopio STM puede detectar protuberancias de un átomo de altura.

El equipo integrado, entre otros, por Yury Lozovik, del Instituto de Física y Tecnología de Moscú en Rusia, Andrey Popov, del Instituto de Espectroscopia adscrito a la Academia Rusa de Ciencias, e Irina V. Lebedeva, de la Universidad del País Vasco (UPV/EHU) en España, utilizó la relación entre la corriente de túnel y la distancia entre los extremos de los nanotubos para determinar la posición relativa de los nanotubos de carbono y así medir la magnitud de la fuerza externa ejercida sobre ellos.

Con el nuevo sensor es factible registrar fuerzas de unas pocas décimas de nanonewton.

Fuente: http://noticiasdelaciencia.com/

Los nanotubos de carbono podrían ser la nueva 'gasolina'

Hace unos cuatro años investigadores del Laboratorio de Ingeniería Química de Michael Strano en el Instituto Tecnológico de Massachusetts (EEUU) cubrieron un pequeño trozo de hilo hecho con nanotubos de carbono con TNT y encendieron uno de los extremos con un láser. Se encendió y ardió como un fusible, demostrando una nueva forma de generar electricidad que produce ingentes cantidades de energía.

En aquel momento nadie entendía cómo funcionaba y era tan ineficiente que era poco más que "una curiosidad de laboratorio", afirma Strano.

Ahora Strano ya sabe cuál es la física subyacente, lo que ha servido para que su equipo mejore las eficiencias muchísimo, multiplicándolas por 10.000, y para abrir un camino de mejoras continuas y rápidas. Algún día, los generadores que usen este fenómeno podrían servir para hacer electrónica portable que durase más, y coches eléctricos que sean igual de prácticos que los convencionales, tanto ampliando su autonomía como permitiendo una recarga rápida en minutos.

nanotubos-gasolinaLas eficiencias de los dispositivos creados hasta ahora en el laboratorio siguen siendo bajas en comparación con generadores convencionales. El último dispositivo de Strano tiene una eficiencia de un poco más del 0,1%, mientras que los generadores convencionales tienen una eficiencia del 25% al 60%

Pero Strano afirma que podrían ser útiles en algunas aplicaciones nicho, en las que se necesita un repentino estallido de energía. Y defiende que mejoras futuras en la eficiencia servirán para ampliar las posibles aplicaciones.

Los nuevos generadores aprovechan un fenómeno que Strano denomina onda de termoenergía. La forma convencional de generar energía quemando combustible usa el calor generado para hacer que gases en expansión muevan una turbina o un pistó

n. En el sistema de Strano, según el combustible se va quemando a lo largo de los nanotubos, la onda de combustión empuja a los electrones por delante de ella, creando una corriente eléctrica. Es una forma mucho más directa y eficaz de generar electricidad, puesto que no hacen falta ni turbinas ni generadores convencionales.

Dado que el nanogenerador funciona con combustibles líquidos (que almacenan muchísima más energía que las baterías), cabe la esperanza de que puedan permitir a los coches eléctricos llegar mucho más lejos de lo que llegan en la actualidad.

Es un montaje similar al del motor de combustión interna, en el que se alimenta una cámara de combustión con golpes de combustible en forma de aerosol para mover los pistones. Los circuitos de energía electrónica podrían obtener estos golpes de energía de varios generadores de nanotubos y controlarla, usándola para mover el motor eléctrico de un coche, por ejemplo. El depósito de combustible se podría rellenar como el de un coche convencional. Y como los nanotubos de carbono no se consumen en el proceso se pueden usar una y otra vez.

Hace poco Strano descubrió que si usaba láminas planas de nanomateriales en vez de nanotubos, por ejemplo grafeno con un espesor de un único átomo, mejoraba la eficiencia. Dar forma a las láminas para dirigir la energía de la onda de termoenergía también mejora el rendimiento.

Fuente: http://www.technologyreview.es/

Nanotubos para acelerar la carga

Según la investigación, que ha sido publicada en la revista Advanced Materials, el desarrollo de Chen y sus compañeros está de hecho basado en las baterías de ión-litio actuales, aunque con algunas modificaciones esenciales.b1b8ac20df16ffe7dea005a5574381a0

Lo que han hecho es sustituir el grafito que habitualmente se utiliza para el ánodo, o polo negativo, de la batería por un nuevo material en forma de gel hecho con dióxido de titanio. Es un material abundante, barato y seguro con el que nos topamos a diario aunque no lo sepamos. Se utiliza en la industria de la pintura, ya que es el pigmento blanco más habitual, y como absorbente de rayos ultravioleta el protectores solares, entre otros.

Habitualmente se encuentra en forma esférica, pero los ingenieros singapurenses han logrado convertirlo en diminutos nanotubos, lo que acelera la reacción química que tiene lugar en la batería, permitiendo cargas mucho más rápidas. Para fabricar el gel, hay que mezclarlo con hidróxido de sodio en determinadas condiciones de temperatura, en un proceso que será sencillo y barato para los fabricantes, de forma que su potencial comercial es enorme. De hecho, la patente ya se ha licenciado a una empresa para comenzar cuanto antes la producción de estas nuevas baterías. Chen espera que lleguen al mercado en un periodo no superior a dos años.

Imagina no necesitar más de dos minutos para tener tu móvil funcionando de nuevo tras haber exprimido su batería durante todo el día. Pero de cumplirse las previsiones de los científicos, sería probablemente el coche eléctrico el que más notase el efecto de este avance. "Con nuestra nanotecnología, los coches eléctricos podrían aumentar su autonomía enormemente con solo cinco minutos de carga, que no es más de lo que se tarda en echar gasolina a un coche normal", señala Chen, que también menciona las ventajas medioambientales de utilizar baterías con una vida útil más larga: "podemos reducir drásticamente la generación de residuos de viejas baterías, ya que las nuestras duran diez veces más que la actual generación de baterías de ión-litio".

Fuente: http://www.elconfidencial.com/

 

Recrean la nanotecnología del cristal que cambiaba de color en la Antigua Roma

Por primera vez científicos han logrado recrear la nanotecnología usada en la Antigua Roma para fabricar el cristal que cambia de color. El método usado abre el camino a una nueva clase de dispositivos fotoelectrónicos.nanotecnologia-antigua-roma

Un grupo de científicos británicos ha logrado por primera vez recrear la tecnología usada para crear la Copa de Licurgo, una copa de cristal única del siglo IV d.C.. La copa es dicroica, es decir es capaz de cambiar su color, de verde a rojo, dependiendo de la iluminación. Para lograr este efecto los antiguos romanos fraccionaban el oro y la plata en partículas del tamaño de 50 nanómetros de diámetro, menos de una milésima del tamaño de un grano de sal fina, según la revista 'IBTimes'. Luego colocaban dentro del cristal estas nanopartículas de metal que dotan al cristal de su propiedad dicroica.

Hasta ahora no se sabe si dicha tecnología fue descubierta por los antiguos romanos accidentalmente, o si el tamaño y la cantidad de partículas fue calculado con precisión por artesanos antiguos. En cualquier caso, hasta ahora nadie había podido recrear dicha tecnología, sostienen los autores del estudio de las Universidades de Cambridge y de Birmingham, que ha sido publicado en la revista 'PNAS'.Sin embargo, la importancia científica del estudio no solamente reside en el descubrimiento de la técnica antigua, sino en el hecho de que los investigadores planean aplicarla en dispositivos electrónicos modernos, en particular en dispositivos electrónicos ultrafinos. El hallazgo podría ser aplicado en tecnologías fotoelectrónicas absolutamente nuevas, ya que "los componentes ópticos convencionales simplemente no pueden lograr este tipo de funcionalidad", cree Yunuen Montelongo, autor principal del estudio, citado por 'IBTimes'.

Fuente: http://actualidad.rt.com/

Emplean nanotecnología para regenerar células cardíacas

Nanotubos de carbono y células cardíacas

Un equipo multidisciplinar formado por expertos en física de materiales, médicos y biólogos del REMEDI (Regenerative Medicine Institute, o Instituto de Medicina Regenerativa) de la University of Ireland y del Trinity College de Dublín ha desarrollado un método para reparar el tejido dañado

Partiendo del hecho de que los nanotubos de carbono reaccionan a la estimulación eléctrica, los científicos emplearon nano materiales para crear células con las características de “progenitores cardíacos” un tipo especial de célula cardíaca, a partir de células madre adultas. Las propiedades eléctricas de los nano materiales provocaron una respuesta en las células madre adultas extraídas de la médula espinal. El contacto con los nano materiales “electrificó” a las células madre, lo que hizo que estas se “metamorfoseasen” en células similares a células cardíacas.

En opinión de los investigadores, se trata de un enfoque totalmente nuevo que nos permite crear con facilidad células “a medida” del tratamiento, y que también podría aplicarse a otras áreas que hasta ahora también habían planteado grandes desafíos, como la regeneración de la médula espinal o del tejido cerebral.

Fuente: http://www.medicina21.com/

Página 1 de 2

ClickPetrer

posicionamiento web

Comentarios sobre tecnologianano.com

Sitio web optimizado para Posicionamiento en Google
por Artec Difusión SL

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar sus servicios, recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, generada a partir de sus pautas de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para cambiar la configuración o más información pulse en Política de Cookies.

Acepto la política de cookies de esta web.

preferencias sobre las cookies publicitarias de terceros