Breadcrumbs

Nanotecnología | Tecnología Nano

AIDICO y la Plataforma Tecnológica Española de la Construcción organizan una jornada de Innovación

La jornada será gratuita e incluirá una visita guiada
a las principales instalaciones de AIDICO
 

- AIDICO, el Instituto Tecnológico de la Construcción celebrará el próximo 7 de noviembre una Jornada de Innovación abierta organizada en colaboración con la Plataforma Tecnológica de la Construcción (PTEC).

 

La Jornada, que tendrá lugar en las instalaciones de AIDICO, pretende acercar a las empresas las actividades de la Plataforma Tecnológica y mostrarles las capacidades del Instituto Tecnológico para abordar junto con las empresas todos aquellos aspectos relacionados con la I+D+i. Cabe destacar que desde el 2010 el Instituto ostenta la vicepresidencia de dicha plataforma.

- Con un horizonte establecido en el año 2030,  a través de esta plataforma se promueve una mejora de la eficiencia, de la productividad y de la seguridad, así como una disminución significativa del impacto en el medio ambiente y un incremento del bienestar del ciudadano.

- En la jornada se tratará por una parte, el papel que desempeña la PTEC a favor de las empresas del sector, así como los nuevos documentos sobre la visión del sector para el año 2020-2025. Por otra parte, AIDICO presentará las opciones de financiación nacionales y europeas y mostrará a los asistentes, las nuevas formulaciones en materiales, nanomateriales y nanotecnología. Asimismo expondrá cómo mediante la mejora de procesos productivos se fomenta la competividad en la PYME. Por su parte las áreas de Sostenibilidad y Diagnósticos Estructural


- Patrimonio darán su visión sobre sostenibilidad, eficiencia energética y cuidado del Medio Ambiente, las nuevas tecnologías aplicadas al diagnóstico estructural, la rehabilitación y el aumento de la seguridad, siempre desde el punto de vista de aplicación en la empresa.

 

Como punto final a la Jornada y tras la comida, se realizará una visita a las instalaciones de AIDICO relacionadas con la temática de la Jornada, entre ellas los laboratorios de Resistencia/Reacción al Fuego, Laboratorio de Seguridad y Centro Nanotecnologías, Diagnóstico Estructural y Eficiencia Energética.


- Las empresas interesadas en asistir pueden inscribirse enviando un correo electrónico a Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.


- AIDICO pertenece a la Red de Institutos Tecnológicos de la Comunitat Valenciana (REDIT) y está impulsado por la Conselleria de Economía, Industria y Comercio

Berta Martínez Perán

Resp. MK y Comunicacion AIDICO

AIDICO

Avda. Benjamín Franklin, 17
46980 – Paterna – VLC
' +34 96 131 82 78
Ê +34 96 131 80 33


 

Un cable hecho de nanotubos de carbono alimenta de electricidad a una lámpara convencional

(NCYT) En un laboratorio de la Universidad Rice, se ha conseguido fabricar un cable hecho con nanotubos de carbono de doble pared, y suministrarle con él a una lámpara de voltaje estándar la electricidad necesaria para encenderla, una demostración en toda regla del gran potencial que tiene este material para entrar a formar parte del utillaje eléctrico en un futuro no muy lejano.

Los cables eléctricos hechos a base de nanotubos podrían ser tan eficientes como los metálicos tradicionales pero pesando sólo la sexta parte de lo que pesan éstos. Su uso práctico comenzará en aplicaciones donde el peso es un factor crítico, como por ejemplo en los aviones y los automóviles. Más tarde, su uso se extenderá a casi cualquier aplicación para la que hoy se usan cables metálicos, incluyendo una tan típica como la instalación eléctrica de las viviendas.

Cable de nanotubos de carbono

Nanocable. (Foto: Yao Zhao/Rice University)

Los cables con los que el equipo de investigación ha experimentado están hechos de nanotubos prístinos, pero pueden empalmarse sin perder su conductividad, igual que si se tratase de los cables eléctricos tradicionales.

Para aumentar la conductividad de los cables, el equipo de Enrique Barrera y Yao Zhao los dopó con yodo, y ha comprobado que se mantienen estables.

A la lámpara alimentada eléctricamente a través de tan singular cable se la ha mantenido encendida durante muchos días, sin señal de degradación en el cable de nanotubos.

Además, el cable de nanotubos es mecánicamente robusto: Las pruebas efectuadas demuestran que el cable es tan fuerte y resistente como los cables metálicos a los que reemplazaría. Otra característica decisiva es que funciona dentro de una gama amplia de temperaturas.

Fte.: http://goo.gl/LKyHe


Motor eléctrico de 1 nanómetro

(NCYT) Este motor eléctrico tan singular, creado por químicos de la Universidad Tufts, mide apenas 1 nanómetro de extremo a extremo, por lo que supera de manera notable el anterior récord mundial de esta clase de dispositivo, que ostentaba hasta ahora un motor de 200 nanómetros. Para tener una referencia clara de los tamaños de los que estamos hablando, recordemos que un cabello humano mide alrededor de 60.000 nanómetros de grosor.

En los últimos tiempos, ha habido avances significativos en la construcción de motores moleculares energizados por la luz y por reacciones químicas, pero ésta es la primera vez que se ha demostrado en funcionamiento un motor molecular energizado eléctricamente.

El equipo de E. Charles H. Sykes ha conseguido controlar el motor molecular usando electricidad por medio de un microscopio de Efecto Túnel y baja temperatura (LT-STM, por sus siglas en inglés) de última generación.

El equipo utilizó la punta metálica del microscopio para suministrar una carga eléctrica a una molécula colocada sobre una superficie conductora, de cobre. La molécula empleada como motor, contenía azufre, y tenía átomos de carbono y de hidrógeno que se proyectaban hacia fuera de ella para formar lo que parecían dos brazos. Estas cadenas eran libres de girar alrededor del enlace azufre-cobre.

El equipo determinó que mediante la regulación de la temperatura de la molécula sería posible controlar la rotación de la misma. Y así fue. El motor giraba más deprisa con temperaturas más altas.

Motor eléctrico molecular

Esquema de la molécula. (Foto: Heather L. Tierney, Colin J. Murphy, April D. Jewell, Ashleigh E. Baber, Erin V. Iski, Harout Y. Khodaverdian, Allister F. McGuire, Nikolai Klebanov y E. Charles H. Sykes)

Este motor u otros parecidos pueden ser de utilidad en algunos dispositivos médicos sensores que utilizan cañerías diminutas. En estructuras tan pequeñas, la fricción del fluido contra las paredes de la cañería aumenta de modo considerable, en comparación con el que se registra en tuberías de tamaños más normales y uso cotidiano.

Cubriendo las paredes de esas cañerías minúsculas con motores más pequeños que ellas, como los del tipo diseñado y probado por el equipo de Sykes, se podría ayudar a mejorar la circulación de los fluidos por esos conductos.

Fte.: http://goo.gl/RmNF3


 

Tela basada en nanotecnología que permitirá fabricar etiquetas inteligentes para los alimentos

Un equipo de científicos ha diseñado una tela basada en nanotecnología que permitirá fabricar etiquetas inteligentes para los alimentos envasados, que podrían leerse con la cámara de un teléfono móvil.

 

Según ha informado la Universidad de Granada, el nuevo material está formado por nanofibras poliméricas (plásticas) y magnéticas que permiten controlar simultáneamente el pH y la cantidad de oxígeno presente en medios acuosos.

Se trata de una tela, denominada “nanoTiss“, que servirá para fabricar etiquetas inteligentes para los alimentos envasados, con las que se podría realizar un control “in situ” de calidad y estado.

De esta manera, los científicos de la Universidad de Granada han desarrollado una nueva metodología barata, simple y que se puede producir a gran escala por la industria manufacturera para la fabricación de nanomateriales multifuncionales de gran aplicación por la industria química, farmacéutica, alimentaria y biotecnológica.

Además de para desarrollar de etiquetas inteligentes, los científicos apuntan que estos materiales también pueden servir para el control de medios de cultivo, lo que permitiría la fabricación de tejidos u órganos artificiales.

Fte.: http://www.nanoalimentos.com/


 

Los mayas ya aplicaban nanotecnología

azul-maya-nanotecnologia

El llamado 'azul maya', un pigmento fabricado en el siglo IX por mayas y aztecas, es un ejemplo del uso de la nanotecnología por las culturas antiguas. Este compuesto lo forman partículas híbridas de material orgánico (el índigo, derivado de las hojas de añil) e inorgánico (un filosilicato contenido en algunas arcillas). Aunque los colorantes orgánicos suelen ser muy poco resistentes y se degradan fácilmente, en el caso de nuestros ancestros el componente inorgánico le otorga una alta resistencia.

Pero no fueron los únicos, señala la investigadora en nanociencia y nanotecnología del Instituto de Microelectrónica de Madrid, Mónica Luna. Los romanos, en el siglo IV a.C., ya elaboraban vasijas en que escenas mitológicas, representadas en tonos verdes y opacos (en la copa de Lycurgus) al ser iluminadas desde su interior adquieren tonosrojos y traslúcidos, debido a las nanopartículas de oro y plata con que estaban elaboradas.

En la Edad Media, los diferentes tonos de las ventanas de las catedrales se obteníancalentando y enfriando el vidrio, sin saber los artesanos de aquellos tiempos que lo que hacían era cambiar el tamaño de los cristales a nivel nanométrico y por tanto su color.

En una colaboración para el diario ElMundo.es, la científica indica que los célebres ceramistas de Manises (Valencia, España), importaron una fórmula de los musulmanes andaluces con la que conseguían el brillo metálico de sus piezas y que incluía nanopartículas de plata y cobre.

El acero de Damasco, con el que en las forjas artesanales de la Edad Media se hicieron las espadas de mayor reputación: duras, resistentes y capaces de cortar, con su afiladísima hoja, un pelo en caída libre, contiene nanotubos de carbono producidos por los métodos de forja empleados.

Fte.: Muy interesante http://goo.gl/XAVGy


Nanocables de oro para reparar el corazón

Un nuevo estudio que realiza un equipo de físicos, ingenieros y expertos en ciencia de materiales del Hospital Infantil de Boston y el Instituto de Tecnología de Masachusetss (MIT) ha combinado células de músculos cardíacos con pequeños nanocables de oro, de 30 nanómetros de grosor, para crear innovadores parches cardíacos, cuyas células laten al unísono, lo que podría ayudar a reparar el corazón de pacientes que han sufrido un infarto.

nanotubos de oro para el corazon

Image courtesy of the Disease Biophysics Group, Harvard University

"El corazón es una pieza eléctrica bastante sofisticada", sostiene Daniel Kohane, profesor del MIT y coautor del trabajo. "Es fundamental que todas las células latan a la vez o el tejido no funcionará adecuadamente", añade.

Según reseñan los investigadores en la revista Nature Nanotechnology, en su edición del 25 de septiembre, los experimentos revelaron que la adición de las finísimas hebras de oro al tejido cardíaco cultivado en el laboratorio favorece la comunicación entre células, de manera que se contraen a la vez, sin necesidad de estimularlas en cada latido. Ahora, se disponen a estudiar si los parches funcionarán igual de bien en animales vivos.

Es importante destacar que, además de las repercusiones del trabajo en el tratamiento de enfermedades cardiovasculares, los investigadores sugieren que la nueva tecnología podría suponer un salto en la ingeniería de tejidos.

"Otros investigadores podrían beneficiarse de esta idea, aplicándola a otras células musculares, a otras estructuras vasculares, o quizás, incluso, en sistemas neuronales, porque es un modo sencillo de mejorar la comunicación colectiva de las células", ha subrayado el químico Charles Lieber, de la Universidad de Harvard, tras conocer el trabajo.

Fuente: muyinteresante.es


Inaugurado el primer centro de España orientado al desarrollo de la nanotecnología y la biotecnología aplicadas a la salud

 

Inaugurado en el PTA ‘Bionand’, el primer centro de España orientado al desarrollo de la nanotecnología y la biotecnología aplicadas a la salud.

Se trata de un espacio de carácter mixto fruto de la alianza de la Junta y la Universidad de Málaga. MÁLAGA.- El Parque Tecnológico de Andalucía cuenta ya con el primer centro temático de España orientado exclusivamente al desarrollo de la nanotecnología y la biotecnología aplicadas a la Salud.

Se trata del Centro Andaluz de Nanomedicina y Biotecnología (Bionand), que hoy fue inaugurado en un acto al que asistió el presidente de la Junta, José Antonio Griñán; el vicerrector de Investigación de la Universidad de Málaga, José Ángel Narváez; la consejera de Salud, María Jesús Montero; delegados de la Junta, el alcalde de Málaga y las vicerrectoras de la UMA Ana María Sánchez (Relaciones Universidad-Empresa) y María Valpuesta (Innovación y Desarrollo Tecnológico).

Bionand es un centro de carácter mixto fruto de la alianza entre la Junta de Andalucía y la Universidad de Málaga. Forma parte del área biotecnológica del Campus de Excelencia Internacional Andalucía Tech, iniciativa promovida por las universidades de Málaga y Sevilla. Cuatro grupos de investigación de la UMA desarrollarán sus trabajos en este novedoso centro, relacionados con estudios sobre el cáncer, la ingeniería tisular, la fotónica y los dendrímeros.

El espacio de investigación de Bionand constituye una frontera en la que confluyen la química, la biología, la física, la ingeniería y las técnicas de microfabricación. Su construcción y equipamiento ha contado con una inversión total de 16,3 millones de euros aportados por la Junta de Andalucía y por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER).

Enfermedades
La inauguración de este nuevo centro pone de manifiesto la importancia de desarrollar proyectos singulares que investiguen sistemas de aproximación innovadores a la prevención, diagnóstico y tratamiento de enfermedades que, a día de hoy, no tienen una alternativa terapéutica. Además, destaca la colaboración entre la Junta de Andalucía y la Universidad, aunando esfuerzos en el campo de la investigación en Salud.

Este centro, con capacidad para albergar a 150 profesionales, tiene como objetivo principal aportar, desde la nanomedicina, nuevos conceptos referentes al cuidado de la Salud. Para ello, hasta 20 grupos de investigación de carácter multidisciplinar podrán desarrollar sus investigaciones en este edificio, de más de 6.500 metros cuadrados distribuidos en tres plantas. En él se localizan hasta 15 laboratorios y diversas unidades de apoyo a la investigación, como la unidad de nanoimagen, salas de cultivo celular, de preparación de muestras biológicas y de procesamiento de imágenes de espectroscopía, entre otras. Su distribución y estructura han sido proyectadas con el objetivo de crear espacios abiertos y diáfanos que favorezcan la interacción entre los profesionales, facilitando así formas de trabajo basadas en la complementariedad, la colaboración y la interdisciplinariedad.

La nanomedicina, a medio camino entre la nanotecnología y la biotecnología, es un campo científico dedicado al estudio, control y manipulación de materiales, estructuras y dispositivos a escala nanométrica (equivalente a la millonésima parte de un milímetro), tamaño en el que se han demostrado propiedades diferentes de la materia que pueden ser de gran utilidad en el campo tecnológico.

 

Fte.: http://goo.gl/xusYM


More Articles...

  1. Textiles Técnicos - Aplicaciones de la nanotecnología
  2. Nanotecnología - El mundo de abajo a arriba - Programa redes
  3. Científicos de la UCA inventan un producto que se autolimpia
  4. Un marcapasos más pequeño que un grano de arroz - Nanotecnologia
Sitio web optimizado para Posicionamiento en Google
por Artec Difusión SL

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar sus servicios, recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, generada a partir de sus pautas de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para cambiar la configuración o más información pulse en Política de Cookies.

Acepto la política de cookies de esta web.

preferencias sobre las cookies publicitarias de terceros