Breadcrumbs

Nanotecnología | Tecnología Nano

Liquipel hace que su teléfono inteligente se vuelva resistente al agua

Una de las mejores cosas que se exhiben en el Mobile World Congress de Barcelona (este año) es, sin duda Liquipel. En resumen, Liquipel hace que su teléfono (o iPod shuffle) sea resistente al agua.

La tecnología puede ser contraída por los fabricantes de teléfonos para desplegar una escala masiva, pero al mismo tiempo, también es un servicio al consumidor.

La magia de todo esto se produce gracias a la nanotecnología que se adhiere (capa resistente al agua) sobre la superficie de su dispositivo. El proceso sólo tarda unos 30 minutos y según Liquipel, durará por siempre. Los precios comienzan en 59 dólares.

Entonces, ¿Qué necesito hacer? Envíe su dispositivo a Liquipel, espere unos días y luego recupérelo. Y listo, ahora es resistente al agua.

Hay tres planes. Como ya he mencionado, las funciones básicas tienen un costo de 59 dólares, pero tendrás que esperar de 1 a 2 días (por supuesto, tienes que pagar gastos de envío). Por 10 dólares más usted puede tener el servicio de prioridad, lo que garantiza que la empresa realice y entregue el trabajo en tan sólo 2 horas de haberlo recibido. Por último, por 79 dólares obtiene una capa protectora aplicada a su gadget, además del tratamiento Liquipel. El procedimiento completo tarda de 1 a 3 días desde el momento en que el gadget llega al laboratorio Liquipel.

liquipel-nanotecnologia

Lastimosamente, sólo un número limitado de teléfonos son compatibles (aunque no se preocupe, los nuevos iPhones se pueden). Se espera ampliar la lista en el futuro, por lo que si su teléfono particular no está en la web de Liquipel, es probable que tenga suerte en un par de semanas.

Por ahora, el servicio Liquipel sólo está disponible en los EE.UU..Sí, como casi todas las cosas interesantes, los estadounidenses las obtienen en primer lugar. Sin embargo, un representante de Liquipel dijo que están pensando en expandirlo a todo el mundo.

 

 

Aquí está un breve video promocional que muestra a “Liquipel” en acción:

Fte.: digitalweeks.com  http://goo.gl/EZ2hN


 

Un ascensor espacial para 2050

El ascensor espacial fue propuesto por el ingeniero ruso Yuri Artsutanov

Si todo se ajusta a lo previsto, dentro de cuarenta años Japón dispondrá de un ascensor espacial. Se trata de una estructura de unos 36.000 kilómetros de alto, por el que se podrán enviar productos y astronautas al espacio. Construido mediante la unión de casi 100.000 kilómetros de nanotubos de carbono, material que es unas 20 veces más resistentes que el acero, permitirá que la órbita terrestre sea finalmente colonizada. Satomi Katsuyama, la directora del proyecto, ha reconocido que aún quedan problemas por resolver, pero que en 2050 la obra podría estar lista.

 ascensor espacial

Todos hemos oído hablar de los ascensores espaciales. Propuestos por el ingeniero ruso Yuri Artsutanov hace más de cincuenta años y explotados hasta el cansancio por los escritores de ciencia ficción dura, no son otra cosa que un mecanismo para poder alcanzar la órbita terrestre sin necesidad de utilizar un cohete o transbordador espacial. El principio básico de su funcionamiento es muy simple, y equivale a una cuerda que tiene un peso atado en un extremo a la que que hacemos girar a una gran velocidad. La fuerza que ejerce el peso mantiene tensa la cuerda, que se proyecta desde nuestro puño hacia el exterior del radio de giro. En el caso del ascensor espacial, la cuerda tiene unos 36.000 kilómetros de largo (la distancia a la que se encuentra la órbita geoestacionaria) y el “puño” que la hace girar no es otro que el propio planeta Tierra.

Se debe fijar uno de los extremos de esa estructura en la superficie del planeta, y el otro a una masa que se encuentra en la órbita geoestacionaria -es imprescindible que este extremo de la estructura no se desplace por el espacio, por eso se elige una órbita de este tipo- para evitar que la “cuerda” no se enrolle sobre el planeta. Pero el aspecto más complejo de este proyecto es el desarrollo del material con el que construir esos 36.000 kilómetros de estructura. Aún tratándose de un compuesto muy liviano, la magnitud de sus dimensiones hacen que el peso total sea impresionante, por lo que su resistencia mecánica debe ser enorme solamente para que sea capaz de soportar su propio peso.

En 2008 Japón convocó a una serie de empresas y científicos para comenzar a delinear la construcción de un ascensor espacial, noticia que no tuvo la repercusión que uno podría esperar. Han pasado cuatro años, y el proyecto sigue en marcha. La empresa Obayashi, una de las participantes, ha comunicado que esperan tener el ascensor funcionando en el año 2050. La directora del proyecto, Satomi Katsuyama, ha explicado a los medios que la “cabina” de este ascensor viajará a unos 200 kilómetros por hora y que demorará unos 7 días en alcanzar la órbita. Se desplazará sobre una “cuerda” construida con casi 100 mil kilómetros de nanotubos de carbono, un material que posee unas 20 veces más resistencia estructural que el mejor de los aceros, pero mucho menos peso.

Problemas por resolver

Katsuyama también ha reconocido que aun quedan varios problemas por resolver antes que se puedan comenzar las obras, pero confía en que los avances tecnológicos que se están produciendo proporcionen las soluciones necesarias en el corto plazo, de forma que el ascensor pueda estar listo en el año 2050. De concretarse, sería una dura competencia para las empresas que como “Virgin Galactic” están haciendo fuertes inversiones para desarrollar su propia tecnología de cohetes espaciales. De todos modos, el proyecto japones seguramente enfrentará retrasos inevitables, ya que a pesar del optimismo que se puede apreciar en las declaraciones de sus responsables se trata de uno de los más complejos desafíos que alguna vez ha enfrentado la humanidad, y son muchos los obstáculos que seguramente van a aparecer, por que aún tenemos por delante unas cuantas décadas de carrera espacial basada en cohetes.


 

Power Felt: cargar el móvil sólo con tocarlo

“Simplemente tocando un pedazo de un fieltro especial denominado Power Felt se podría alimentar una radio o cargar un móvil de prepago”, asegura David Carroll, director del Centro de Nanotecnología y Materiales Moleculares de la universidad de Wake, “Literalmente, sólo sentándote sobre tu teléfono, Power Felt podría aliviar la ansiedad durante las averías eléctricas o en caso de accidentes”.

Un nuevo y prometedor dispositivo termoeléctrico creado por un equipo de desarrolladores convierte el calor corporal en corriente eléctrica. Formado por diminutos nanotubos encerrados en fibras flexibles de plástico, y con tacto de tejido, Power Felt genera una carga eléctrica a partir de las diferencias de temperatura -por ejemplo, entre la temperatura ambiente y la corporal.

Según Carroll, el Power Felt aún está lejos de ser comercializable, pero también apunta algunos usos del tejido, como tapicerías de automóvil, fundas para conductos de calefacción o forros para prendas que, mediante el calor de quien las vistiese, podrían alimentar los dispositivos que llevase en los bolsillos.

La investigación aparece en el número actual de Nano Letters, una de las principales publicaciones dedicadas a la nanotecnología.

 


El transistor más pequeño del mundo - Nanotecnología

Expertos de las nanotecnología anunciaron el domingo que crearon en laboratorio el transistor más pequeño del mundo: un único átomo de fósforo que podría abrir el camino a los ordenadores del futuro. Los investigadores lograron posicionar con una precisión sin precedentes, combinando técnicas ya utilizadas en la producción industrial de semiconductores clásicos con un microscopio "con efecto túnel", un átomo de fósforo en una capa de silicio, el material predilecto de los chips informáticos.

Se trata de un experimento que les permitió definir un grupo de seis átomos de silicio y reemplazar uno por un átomo de fósforo, con una precisión superior a medio nanómetro (un nanómetro es un millón de veces más pequeño que un milímetro).

Hasta ahora, la precisión lograda para tales operaciones era del orden de los 10 nanómetros, un margen de error muy importante a la escala atómica, subraya el estudio publicado el domingo en la revista británica Nature Nanotechnology.

"Esta posición individual del átomo es verdaderamente primordial si se quiere poder utilizar en un ordenador cuántico", que ofrecería una rapidez y una potencia de cálculo sin igual, explicó Martin Füchsle, del Centro de Informática Cuántica de la Universidad de Nueva Gales del Sur, de Sídney.


USOS DEL TRANSISTOR

Los ensayos realizados por el equipo de Michelle Simmons, que dirige este centro australiano, confirmaron que el átomo de fósforo cumple el rol de transistor, como los que son utilizados en la electrónica clásica. Puede servir por ejemplo como interruptor o amplificador de una señal eléctrica.

Mejor aún, este transistor atómico conservaría una parte de sus propiedades cuánticas, lo que abre el camino a otras aplicaciones. La física cuántica, en vigor a nivel atómico, transgrede las reglas de la física clásica que se aplican a mayor escala.

Esta técnica, aún experimental, sería "particularmente pertinente para el desarrollo de transistores de silicio a la escala del átomo, y nuestro enfoque podría ser utilizado también en los ordenadores cuánticos", afirman los investigadores. Pero se trata únicamente de un primer paso, subrayaron. "Para llegar a construir un ordenador (cuántico), habrá que ubicar una gran cantidad de transistores atómicos" en serie, explica Simmons.

Sin embargo, estos resultados son muy alentadores y "demuestran que un dispositivo constituido de un sólo átomo puede en teoría ser construido y controlado con la ayuda de nanocables", estima el estudio. Los investigadores australianos y estadounidenses dirigidos por Simmons lograron construir el "nanocable", constituido de silicio y fósforo, de cuatro átomos de ancho y uno de alto.

Este "nanocable" es capaz de conducir corriente como el banal cable de cobre de nuestros aparatos domésticos, demostraron en un estudio publicado el mes pasado en la revista Science. Se trata de un resultado sorprendente, ya que según la física cuántica la resistencia de un nanocable debería en teoría ser extrema e impedir que los electrones circulen libremente.

 

Jugando al lego con átomos - Nanotecnología

Con las mismas piezas de un juguete de construcción se puede hacer el muro de un castillo y las aspas de un helicóptero. Se puede hacer, en realidad, lo que se quiera, siempre que se ensamblen bien los pequeños ladrillos. En ese principio se basa la nanotecnología, sólo que los científicos juegan al lego con átomos y moléculas. Con un aliciente extra: a escalas tan pequeñas, de millonésimas de milímetro –nanómetros-, la materia se comporta de forma extraña, y a veces esas rarezas pueden aprovecharse para fabricar estructuras con aplicaciones inesperadas. Ése es el reto al que se enfrentan tres proyectos españoles financiados por el Consejo Europeo de Investigación (ERC). Buscan desde un nuevo método de detectar células tumorales hasta paneles solares que transformen luz en electricidad como lo hacen las plantas.

El sueño de construir un mundo nuevo a medida, controlando una a una las piezas de materia más pequeñas que se pueda manipular, es de hace ya medio siglo. Pero desarrollar las herramientas necesarias para hacerlo ha costado décadas, y los científicos aún se llevan muchas sorpresas con el comportamiento de la materia a esas escalas. En el laboratorio de Montserrat Calleja, en el Instituto de Microelectrónica de Madrid (Consejo Superior de Investigaciones Científicas,CSIC), se llevaron una hace unos años.

Trataban de medir la rigidez de una bacteria E-coli, montándola sobre una nanopalanca; esperaban que con la bacteria encima la nanopalanca vibrara menos, que es lo que ocurriría en el mundo macroscópico –una cuerda tensa con un peso encima acaba por pararse-. Pero no, la vibración aumentó. “En vez de tirar el experimento a la basura”, cuenta Calleja, “el estudiante se preguntó qué pasaba”. Descubrirlo –tiene que ver con que la nanopalanca y la bacteria, al ser de dimensiones similares, vibran juntos como un todo- supuso un importante avance para un grupo especializado en medir las propiedades mecánicas de objetos tan pequeños como las células humanas. Calleja tiene cuatro patentes licenciadas y ha creado una empresa, Mecwins, de biosensores nanomecánicos ultrasensibles.

Con el proyecto que el ERC financia este grupo intentará desarrollar sensores de células tumorales basados en sus propiedades mecánicas. “Se ha visto que la rigidez de las células tumorales es distinta de la de las células sanas”, explica Calleja. “Ahora hay marcadores bioquímicos [que detectan mutaciones genéticas] para distintos tipos de cáncer; ¿podría haber también marcadores biofísicos? ¿Podremos detectar el cáncer en fases muy tempranas midiendo en una muestra de sangre la elasticidad de las células?”.

El primer paso es confirmar que efectivamente la rigidez es un parámetro útil para distinguir células tumorales. Para ello el grupo trabajará en colaboración con el Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO), accediendo a muestras de su banco de tumores. Luego habrá que fabricar los nanosensores en sí, nanohilos -funcionan como nanopalancas- sobre placas de silicio: “las células en la muestra aterrizan sobre el nanohilo, y el sensor emite una señal que lee un láser”, dice Calleja. En cada sensor habrá cientos de nanopalancas.

Adrian Bachtold, del Centro de Investigación en Nanociencia y Nanotecnología (CSIC-ICN), en Barcelona, también investiga la vibración de nanoestructuras, en este caso nanotubos de carbono y grafeno, de apenas un átomo de grosor: “Es como escuchar la cuerda de una guitarra”. Sólo que el instrumento es tan sensible que basta la interferencia de un único átomo para cambiar su melodía. Así lo que se tiene es una técnica ultrasensible para medir masas. “Es una forma de medir átomos individuales, todo tipo de átomos”, explica Bachtold. “Entramos en un nuevo régimen de sensibilidad en la medida de la masa, y el primer objetivo es explorarlo”. El grupo entrevé aplicaciones en medicina, biotecnología, ciencia de materiales… pero a medio o largo plazo.

Fte.:  elpais.com     http://goo.gl/0yuBn


El gasto tecnológico en España caerá en 2012 hasta los 12.000 millones

El gasto en tecnología no vive su mejor momento debido a la crisis económica. Aunque los mercados emergentes están tirando del carro a nivel global, el viejo continente está sufriendo un descenso en gasto. Concretamente, Gfk calcula que en España caerá el gasto hasta los 12.000 millones en 2012.

consumo-tecnologico

Europa se encuentra en situación de decrecimiento en consumo de productos tecnológicos con respecto al panorama global. Gracias a mercados emergentes como China, Europa del Este y Brasil, el gasto en tecnología en todo el mundo se ha incrementado un 2 por ciento durante el año 2011. Sin embargo, en Europa occidental, España incluida, ha sufrido un descenso del 4 por ciento en el mismo periodo y se prevé que continuará cayendo este año.

El instituto de investigación de mercado GfK ha hecho público un análisis en el que refleja las ventas y las tendencias de los sectores de electrónica y consumo de fotografía en el pasado año y las previsiones para el presente. Según los datos que han facilitado, la evolución de consumo de mercado tecnológico en el mundo crecerá un 5 por ciento este año suponiendo 740.000 millones de euros en gasto tecnológico, frente a los 708.000 millones de 2011.

Sin embargo, Europa está por debajo de las ventas globales de productos tecnológicos, y se prevé que tendrá un descenso de ventas de un 3 por ciento.

España se sitúa a la cola en cuanto ventas de artículos de nueva generación, incluso por debajo de la media europea. En el año 2008 España tenía unas ventas globales de 15.000 millones de euros, se vaticina que para este año 2012 el gasto descenderá hasta los 12.000 millones de euros. Nuestro país suponía un 2,4 por ciento en gasto global y ha decrecido al 1,7 por ciento este año.

SMARTPHONES Y TELES, LAS ESTRELLAS

En cuanto al consumo total que tendrá nuestro país este año, un 6 por ciento irá dirigido a tecnología. Se va a destinar un 23 por ciento a la compra de smartphones y un 13 por ciento en televisión, ordenadores portátiles, netbooks, ebooks y derivados.

El 'tablet' que acaba de entrar recientemente en el mercado tecnológico, supondrá un 4 por ciento del total del gasto en España. Según el responsable de Electrónica de Consumo, Ignacio López Olaondo, los smartphones y los tablets serán los únicos productos que se prevé que crecerá su consumo, gracias a la comunicación a través de Internet y las redes sociales, que han impulsado los dispositivos conectables.

GfK ha hecho una especial referencia a las ventas que se realizarán con las televisiones conectables a Internet. En España nos situamos bien en la media, ya que en 2011 el 16 por ciento de las televisiones vendidas tenían conexión a la Red y tuvieron una penetración del 5 por ciento en los hogares.

Este producto tecnológico se encuentra en amplio crecimiento en Europa, donde Francia, Reino Unido y Alemania se encuentran en la vanguardia de ventas y consumo de estos aparatos.

El descenso tan notable en consumo tecnológico en Europa y concretamente en España, es debido a la coyuntura económica y las cifras de paro, a eso uniéndose las perspectivas no positivas, por ello GfK prevé que las ventas para 2012 seguirán bajando con respecto al año pasado.

Fte.: europapress  http://goo.gl/nC6pj


 

AIDICO presenta en CEVISAMA innovadores nanopigmentos para la industria de la construcción

AIDICO, el Instituto Tecnológico de la Construcción participa en la feria CEVISAMA, con el objetivo de presentar las novedades tecnológicas del sector en el campo de la nanotecnología.


La principal novedad aportada por los investigadores del Instituto radica en la presentación de una nueva gama de colores para el hormigón basada en la nanotecnología y nunca vistos hasta ahora en la industria. El valor añadido de este tipo de nanopigmentos es el alto grado de resistencia a la luz combinado con mayores rendimientos de color y un abanico de tonalidades innovadoras.


En este sentido, gracias a esta mejora tecnológica se permite solucionar problemas de pérdida de propiedades estéticas manteniendo así los colores su integridad. De esta forma los agentes de la construcción contarán con una amplia gama de tonalidades en nanopigmentos denominados NANCOL así como un hormigón negro puro de alto rendimiento con una tonalidad más intensa que la existente en el mercado.


En el ámbito de la seguridad para la señalización vial, otro desarrollo innovador consiste en el hormigón de alta visibilidad fluorescente. Frente a condiciones de baja luminosidad este hormigón se ilumina favoreciendo así la visibilidad de las señales viales o las salidas de emergencia de los locales comerciales o grandes superficies.


Cabe destacar que el Instituto lleva más de veinte años investigando e innovando para impulsar la competitividad del sector. A través de la nanotecnología y novedosos sistemas de producción, se desarrollan materiales de nueva generación que superan las limitaciones de los actuales, incorporando nuevas prestaciones y funcionalidades.

 

AIDICO pertenece a la Red de Institutos Tecnológicos de la Comunitat Valenciana (REDIT) y está impulsado por la Conselleria de Economía, Industria y Comercio.

 

 

Berta Martínez Perán
Resp. MK y Comunicacion AIDICO

 

More Articles...

  1. Nanopinturas para el sector naútico
  2. Kindle: dispositivo de lectura inalámbrico, con wifi integrado y pantalla de tinta electrónica E Ink de 15 cm (6 pulgadas)
  3. IBM trata de desafiar la Ley de Moore
  4. CASILLA DE APOYO A LA CIENCIA EN LA DECLARACIÓN DE LA RENTA 0,7%

ClickPetrer

posicionamiento web

Comentarios sobre tecnologianano.com

Sitio web optimizado para Posicionamiento en Google
por Artec Difusión SL

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar sus servicios, recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, generada a partir de sus pautas de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para cambiar la configuración o más información pulse en Política de Cookies.

Acepto la política de cookies de esta web.

preferencias sobre las cookies publicitarias de terceros