Breadcrumbs

Nanotecnología | Tecnología Nano

Más de 300 científicos abordan los avances en células solares híbridas y orgánicas en Valencia

VALENCIA, 16 (EUROPA PRESS)

Más de 300 científicos participan en el Congreso Internacional 'Hybrid and Organic Photovoltaics' que se celebra en Valencia hasta el miércoles. Este evento abarca los nuevos avances en células solares de tercera generación, híbridas y orgánicas que emplean nanotecnologías y combinaciones de materiales procesables a baja temperatura y por impresión, constituyendo una posible alternativa para lograr sistemas fotovoltaicos más baratos y versátiles que los existentes, según han informado fuentes de la organización en un comunicado.

En el acto de apertura, que ha tenido lugar este lunes han participado el director general de Política Científica de la Generalitat, Vicente Bellver, y el vicerector de Investigación y Política Científica de la Universitat Jaume I, Antonio Barba. Asimismo han abierto el Congreso James Durrant, del Imperial College London, que preside el Comité Científico, y Juan Bisquert, de la Universitat Jaume I, que dirige la organización de la Conferencia.

Más de 300 científicos entre los que se encuentran profesores como Michael Grätzel, de l'Ecole Polytechnique Fédérale de Lausanne, Suiza, descubridor de una nueva clase de células solares basadas en nanotecnologías y elementos orgánicos; Karl Leo del Institut für Angewandte Photophysik de Dresden, Alemania; y Peidong Yang, de University of California, Berkeley, USA, tres de los más prestigiosos investigadores del mundo sobre la materia, se reúnen este lunes en el Palau de la Música de Valencia para debatir los resultados de sus últimas investigaciones en energía solar que se está consolidando como una de las mejores alternativas para el futuro suministro de energía.

"La investigación y el desarrollo tecnológico deben hacer un gran esfuerzo para que los dispositivos baratos y eficientes que conviertan la luz solar en electricidad a gran escala, se conviertan en una realidad", han destacado fuentes de la organización del evento.

Por ello, la investigación en sistemas fotovoltaicos que emplean materiales orgánicos y nanomateriales semiconductores ha experimentado en los últimos años un "extraordinario desarrollo" y "comienza a dar paso a iniciativas de industrialización".

Fte.: http://goo.gl/uYmlE

 


Novel hybrid graphene materials for solar cell applications

The extremely high electron mobility of graphene - under ideal conditions electrons move through it with roughly 100 times the mobility they have in silicon - combined with its superior strength and the fact that it is nearly transparent (2.3 % of light is absorbed; 97.7 % transmitted), make it an ideal candidate for photovoltaic applications. Recent research suggests, though, that doping is a necessity to harvest the full potential of graphene. The challenge then for researchers is to find suitable fabrication techniques for high-quality graphene flakes that exhibit high charge mobilities. Researchers now present a chemical approach towards non-covalently functionalized graphene, which is generated from vastly available and low-priced natural graphite.

Source: http://goo.gl/6gAvP www.nanowerk.com

La innovación arruinará la economía de España

Fernando Briones Instituto Microelectrónica del CSIC Defendió en Santander el funcionamiento de modelos como el estadounidense o el chino, donde laboratorio y empresa van de la mano, y «no necesitan comprar ciencia a otros»

«No me pregunte qué es la nanotectología, por favor, eso está muy bien explicado en Wikipedia».

Lleva razón. Lo importancia del debate no se centra ya en la descripción de una ciencia capaz de crear robots más pequeños que un virus, con aplicaciones que alcanzan desde la Microelectrónica hasta la Medicina. Es más apasionante contemplar cómo este nuevo conocimiento cambia el mundo. Fernando Briones es profesor de Investigación del Instituto de Microelectrónica de Madrid (perteneciente al Consejo Superior de Investigaciones Científicas). Está temeroso. «Europa no se da cuenta de que el mundo ha cambiado. Los chinos dejaron de copiar hace diez años y la investigación en las economías emergentes crece a una velocidad de vértigo». Fue el invitado de honor de las jornadas organizadas hace unos días por el Centro Tecnológico de Componentes de Cantabria (CTC), en Sodercan. Habló de 'Nanomateriales para la industria'; aunque pertenece a esa casta de científicos capaces de trascender lo concreto de su ámbito para hablar de investigación con mayúsculas, de política, de lo que haga falta que atañe a la ciencia. Y lo hace, con ganas...

-Pensé que China seguía siendo paradigma de mano de obra barata...
-Lo es, pero no solo de eso. Los chinos se han molestado en invertir en investigación mucho más de lo que lo han hecho los españoles, por ejemplo. No tenemos ni idea de lo que está cambiando el mundo. Los chinos ya no copian, dejaron de hacerlo hace diez años. Las grandes multinacionales están trasladándose allí. Todo va muy deprisa. Y eso que dicen de que su problema es el modelo político, tampoco vale...

-Han sabido conjugar bien comunismo y capitalismo...
-Ellos ven el país como una gran empresa, con más de 90 millones de trabajadores. De hecho, se ríen de nosotros cuando hablamos de libertad, de democracia, de derechos. Nos preguntan en qué empresa occidental que conozcamos los empleados eligen por sufragio a los directivos y presidentes. No nos llevemos a engaño, es un gigante tremendo que sabe cual es su papel en el mundo globalizado.
-La investigación en Nanotecnología se ha potenciado en España en los últimos cuatro años con un crecimiento anual del 25%. El problema es que en países como China llevan haciendo lo mismo una década. Tanto es así que no solo en Nanotecnología, en otros muchos campos, ya ha superado el nivel estadounidense en en laboratorio. Tenemos que darnos cuenta. No solo fabrican aparatos, todos estos cachivaches electrónicos que usamos en el día a día. Ahora son productores de conocimiento, de ciencia.
-China produce 280.000 investigadores al año mientras que EE UU alcanza tímidamente los 140.000. Además, la mitad de estos últimos son chinos que estudian en el extranjero y que están retornando a casa. Con lógica, en China un investigador está cobrando cuatro veces más que en España, por ejemplo. Y todo esto son datos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), no me los invento yo. Solo hay que comparar la balanza comercial de los continentes, que suele ser proporcional a la inversión en ciencia. La europea va hacia abajo y la China asciende...

-¿Quizá la clave no esté tanto en la investigación como en la innovación, en la trasferencia de conocimiento?
-Estamos absolutamente equivocados cuando hablamos de innovación. Cuando viajas por el mundo, te das cuenta de que nadie conoce la naturaleza de este término, es una invención española, y por cierto bastante desafortunada. Tanto que está arruinando nuestra economía.
-Hace tiempo que el mundo ha olvidado el concepto de empresa y laboratorio como entes separados. En todas partes funcionan juntos, conociendo sus necesidades, sus trabajos, con sus apoyos. La innovación se inventó en España en los años ochenta para mantener laboratorios con fondos públicos y es un error. Tenemos que quitarnos de la cabeza que tiene que haber alguien que produzca ciencia para que otro la compre. Sencillamente, las empresas debieran hacer ciencia, no comprarla. Deberían crearla con su dinero, con su tecnología. Así funciona en otras partes, en EEUU, en China, etc. Es el único modo en el que podremos competir en la sociedad del conocimiento en la que estamos. De lo contrario, estaremos condenados a pagar por lo que otros inventan, y el beneficio será para ellos.

-Parece que su idea encaja en el esquema que quiere dibujar esta región, con una universidad que está estrechando fuertes lazos con el entramado empresarial...
-Por eso estoy aquí, porque creo en este proyecto. Pero es que está claro que es hacia donde hay que ir. No hay más que mirar alrededor. Y en ese sentido hay que buscar esa conjunción entre la empresa y el laboratorio, para que trabajen juntos. Recuerdo una conversación con un empresario amigo. Le pregunté hacia dónde dirigía más sus esfuerzos: hacia la investigación o hacia el desarrollo. Inteligente, respondió que él estaba muy preocupado por el '+' del I+D. Lo entendí rápidamente, se refería a esto de lo que estamos hablando. Aún hay mucho trabajo por hacer aquí.
-Es verdad, hablemos...

-Por ejemplo, se contemplan muchos usos de esta tecnología que sorprenden. Hay quien dice que el cáncer se curará introduciendo millones de minirrobots en el torrente sanguíneo programados para destruir solo las células afectadas. ¿Esto es ciencia o ciencia ficción?
-Tiene parte de verdad. En España hay del orden de 2.500 investigadores trabajando en Nanociencia. Alguno de ellos en este tratamiento. Exactamente consiste en lo que se llama funcionalizar la nanopartícula, el nanorrobot, de seis nanómetros, más pequeña que un virus. Se le recubre de unas proteínas que reconocen al instante las células cancerosas al contacto y se adhiere a ellas. Después, se proyectan unas ondas electromagnéticas sobre la zona que calientan hasta 45 grados centígrados la partícula y queman la célula, la matan, la destruyen.
-Alguno lo está aplicando ya en animales.

-¿Cual será la aplicación nanotecnológica que más revolucionará la vida en los próximos años?
-La nanotecnología ocupa el 90% de la vida. Está en los móviles, en el microondas, en el televisor, en las tarjetas de crédito, en todas partes... Es imposible dilucidar eso...

-¿No hay ninguna expectativa que pueda ocupar el primer lugar?
-No lo sé, la verdad. Quizá se podría pensar en una aplicación importante en el sentido que sea la que más va a modificar la sociedad, en la vertiente positiva, entiendo...

-¿Hay sentido negativo? ¿Habla de armamento?
-La industria del armamento, corrupta y anticuada, no compite desde hace años.
-Hace tiempo que se vio pasada por la industria civil.
-Pero es fácil de explicar... La ciencia es cada vez más colectiva, colaborativa. La gente se basa en las patentes de otros para sus desarrollos, en el conocimiento científico, en los avances pequeños y en las especializaciones de cada uno. Imaginemos lo complicado y costoso que es mantener un laboratorio secreto. Con una cantidad ingente de profesionales trabajando, sin contacto ninguno con nadie más. Al final se han dado cuenta que se puede hacer también al revés. Contratas a la empresa civil para que desarrolle un modelo armamentístico de su último invento, que generalmente tiene algún componente añadido sin importancia que encarece el precio en gran medida, y punto.

-Es cierto que la ciencia es cada vez más colectiva...
-Además, la carrera de la competencia tecnológica supera con creces las carreras armamentísticas que hemos conocido a lo largo de la historia. La importancia de ser el primero en tener el último cachivache en el mercado espolea a las empresas de forma inimaginable en el desarrollo de nuevas tecnologías.

-Olvidamos la primera cuestión... ¿Una aplicación estrella de la nanotecnología para el futuro?
-Un ejemplo claro es Google, capaz de encontrar una cosa que te interesa buscando en tres mil millones de páginas web, en una décima de segundo.

-Pensé que eso eran matemáticas...
-Y supercomputadores, dispersos por todo el mundo...

-Ese esquema que permitirá hacer realidad el concepto de Nube, que sustituye a la Red...
-Ahí hay una aplicación clara. Ahora nos comunicamos por correo electónico y ya ni nos acordamos cuando nos escribíamos cartas con sello. Supongo que en un futuro habrá saltos similares.

-Al final no explicó lo que es Nanotecnología...
-Porque la mejor explicación es la observación. La vida inventó la Nanotecnología mucho antes que el ser humano. Miremos nuestros cuerpos, una amalgama infinita de células coordinadas en favor de la existencia. Es una tecnología perfecta, y testada por el paso de miles de años de evolución, de contraste por ensayo error. Todos los aparatos que creamos nosotros, todas estas aplicaciones, en cierto modo, ya las ha hecho la naturaleza.

Fte.: http://goo.gl/DIoDD

Cepillo de dientes nanomineral permite lavarse sólo una vez al día - Nanotecnologia

¿Algún compañerito no se lavó los dientes tras el almuerzo y a esta hora ya te tiene desesperado con su aliento? Bueno, no estamos aquí para juzgarlos si tienen dicho mal hábito, sino para darles una posible solución – a ellos, porque, claro, tú seguro no eres uno de ese grupo. ¿Qué tal un cepillo que requiera usarse sólo una vez al día?

Para aquellos que no puedan lavarse la dentadura tras almorzar o sencillamente no les interese evitar pasearse con olor a vertedero y espantar a quienes comparten espacio común, existe una opción. Sí. La compañía japonesa Yumeshokunin ideó el cepillo dental Misoka que -según ellos mismos aseguran- sólo requiere ser utilizada una vez durante la mañana.

Una lavadita en la mañana (después del desayuno, claro) y debiera alcanzar para sobrevivir las próximas 24 horas. Sus cerdas tienen una cobertura nanomineral que deja hidrofílicos a los dientes tras el lavado.

¿Qué significa esto? Que hace que tras el cepillado la saliva se adhiera a los dientes, dificultando que la suciedad, restos de comida y otros alcancen su superficie. Así, la boca permanece limpia por más tiempo y se reduce el mal aliento propio de la falta de higiene dental. Y aparentemente sólo cuesta US$15.

Muchos desodorantes prometen los mismo e incluso el doble y más, pero si hay alguien que amanezca con el aroma del desodorante aplicado la mañana anterior, que comparta el dato con el resto… ¿no?

 

 

Fte.: http://www.fayerwayer.com

 


Nuevo pedal que reduce la distancia de frenado - Nanotecnologia

Un grupo de científicos valencianos ha desarrollado un pedal de freno que, mediante una serie de sensores, reduce en unos metros la distancia que necesita un coche para frenar.

A través del uso de la nanotecnología, varios investigadores valencianos han diseñado un pedal de freno capaz de reducir, en unos metros, la distancia que recorre un coche antes de detenerse.

freno-nanotecnologia

 

El funcionamiento del pedal de freno se basa en una serie de sensores que detectan cuándo el conductor realiza una frenada de emergencia y envía, directamente, una señal al resto de componentes del sistema, para que el coche siga frenando incluso si el conductor levanta el pie del acelerador.

Según Igancio Buezas, investigador del Instituto Tecnológico del Plástico, ante una situación de emergencia, "los conductores tienen el impulso de contraerse y soltar el pedal". Por eso, es importante que los mecanismos de frenada del vehículo se activen desde el primer momento.

Por ahora, este mecanismo se ha puesto a prueba en un turismo, aunque puede acoplarse a cualquier pedal de freno.

 

Fte.: http://www.autobild.es/noticias/nuevo-pedal-que-reduce-la-distancia-de-frenado-152039


Inescop presenta en un congreso internacional sus avances sobre nuevas aplicaciones en el calzado

El instituto tecnológico desarrolla una investigación para incorporar  a los materiales nanocápsulas de aceites esenciales antimicrobianos

 


 

El Instituto Tecnológico del Calzado de Elda - Alicante (Inescop) participó recientemente en el Congreso Internacional Imaginenano, uno de los mayores eventos mundiales en Nanociencia y Nanotecnología, que tuvo lugar en Bilbao. En este foro, se concentraron seis congresos internacionales con la asistencia de 264 conferenciantes, entre ellos dos premios Nobel y tres premios Príncipe de Asturias.
Con el objetivo de analizar y presentar los últimos avances y tendencias en este campo, más de 130 empresas mostraron las últimas tendencias en nanotecnología (productos, técnicas experimentales, dispositivos, etc.). Un total de 40 países y más de 1.500 personas han participado en este foro científico en el que Inescop contribuyó con dos presentaciones: "nanocápsulas de aceite con actividad microbiana" y "funcionalización química y dispersión de nanofibras de carbono en adhesivos de poliuretano en base acuosa". Actualmente, Inescop trabaja en el desarrollo de nanocápsulas que contienen en su interior agentes antimicrobianos de origen natural basados en aceites esenciales, para su posterior incorporación a los materiales empleados en calzado. De este modo se pretende obtener un zapato activo con nuevas funciones que permitan mejorar la salud del pie.
Asimismo, el instituto investiga la incorporación de nanofibras de carbono a adhesivos de poliuretano en base acuosa con el fin de impartirles carácter conductor y mejorar sus propiedades.

Fte.: http://www.diarioinformacion.com/elda/2011/04/26

 


Crean nuevo transistor nanométrico con un sólo electrón

Por José Luis Zapata | 20 de Abril de 2011, 09:25

Un equipo de investigadores de la Universidad de Pittsburgh ha logrado desarrollar un nuevo transistor que necesita de un solo electrón y puede ser la base para la creación de nuevas memorias para computadoras, materiales electrónicos avanzados y también podrían ser la pieza básica de los procesadores cuánticos.

En esta obra de la nanotecnología el elemento central del transistor es de 1.5 nanómetros de diámetro y puede operar con solamente uno o dos electrones, lo cual podría hacer de este transistor la base de un nuevo tipo de electrónica nanométrica que ayudaría a crear procesadores tan poderosos que resolverían problemas más rápido que todas las computadoras del mundo trabajando al mismo tiempo por unos cuantos miles de años.

Tal vez pueda parecer una exageración, pero al llegar a niveles subatómicos podemos tener tanta densidad de elementos electrónicos en tan poco espacio que —por increíble que parezca— la capacidad de procesamiento crecería de una manera nunca antes vista. Ley de Moore a su máxima expresión.

El transistor es nombrado SketchSETsketch-based single-electron transistor— por una técnica desarrollada en 2008 para crear elementos electrónicos de dimensiones nanométricas en placas de cristal de titanato de estroncio y una capa de 1.2 nanómetros de espesor de aluminato de lantano. Esto se hace usando la fuerza de un microscópico atómico, algo así como hacer un pequeño grabado nanométrico en la placa, este grabado hará las veces de dispositivo electrónico.

Para ver esto de una manera más gráfica podemos apreciar la imagen que ilustra el post, la cual representa nuestro transistor de un sólo electrón. En ella encontramos tres líneas que serían “cables” (que vendrían a ser las tres terminales del transistor) y una pequeña isla central que podría contener uno o dos electrones —o ninguno—, los electrones viajarían de una terminal a otra pasando por la isla y las condiciones en el tercer cable determinarían las características conductivas de todo el elemento en conjunto. Este es el principio básico del transistor.

Además del tamaño, otra ventaja es que por los materiales con los que está hecho se trata de un elemento ferroeléctrico que le permitiría trabajar como una memoria de estado sólido —podrá guardar información incluso sin necesidad de estar alimentado con electricidad—. Los electrones en la isla representarían los unos y ceros dentro de la pequeña memoria. Por sus características sería perfecto para aplicaciones en el área de la computación cuántica.

Las aplicaciones son infinitas, pero es un campo en constante desarrollo y —por su naturaleza— muchas veces inestable. Aún así, la Ley de Moore sigue tocando a la puerta. ¿Cuánto faltará para ver tecnología de este tipo en gadgets de uso cotidiano?

Fte.: alt1040.com

 


More Articles...

  1. IBM descubre tratamiento para SARM
  2. Los 'nano anillos de boda' más pequeños del mundo están hechos con ADN
  3. La revolución de la nanociencia llegará en 15 años
  4. Nanogenerador mecánico para cargar tu ipod

posicionamiento web

Comentarios sobre tecnologianano.com

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar sus servicios, recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, generada a partir de sus pautas de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para cambiar la configuración o más información pulse en Política de Cookies.

Acepto la política de cookies de esta web.

preferencias sobre las cookies publicitarias de terceros