Breadcrumbs

Nanotecnología | Tecnología Nano

El instituto del embalaje analiza los riesgos de las nanopartículas

VALENCIA (EP). El Instituto Tecnológico del Embalaje, Transporte y Logística (Itene)está investigando los posibles riesgos de las nanopartículas utilizadas en la elaboración de materiales novedosos para averiguar si pueden afectar a la seguridad y salud laboral de los investigadores y al medio ambiente.

La investigación se desarrolla dentro del proyecto 'NanoRisk', liderado por Itene y enmarcado en el programa europeo Life, que tiene como objetivo, una vez evaluados los posibles riesgos, diseñar los elementos de protección necesarios para la salud humana y el medio ambiente, ha informado el instituto en un comunicado.

Itene es un centro de referencia en el uso de nanotecnología para el desarrollo de nuevos materiales biodegradables procedentes de fuentes renovables para varios usos, incluidos aquellos en contacto con alimentos y que adquieren varias propiedades.

Así, de manera paralela al desarrollo de estos materiales, el instituto trabaja desde 2008 en la evaluación de los riesgos para la seguridad de los trabajadores la exposición a nanopartículas durante el proceso de producción. Se trata, por tanto, de estudiar medidas y controles para prevenir y minimizar los riesgos.

La Unión Europea es especialmente sensible al rápido desarrollo que está experimentando la nanotecnología y de ahí su interés por evaluar y conocer los riesgos asociados a su uso. Tanto es así que Itene también participa en el proyecto europeo de referencia para la legislación europea, denominado 'NanoReg'.

Con un presupuesto de 48,7 millones de euros, está coordinado por el Ministerio de Infraestructuras y Ambiente de los Países Bajos y participan en él 54 socios de 14 países diferentes. Este proyecto se puso en marcha en 2013 y está previsto que concluya en agosto de 2015. Su propósito es dar a los legisladores europeos un conjunto de herramientas para la evaluación de los riesgos de los nanomateriales cuyo uso y aplicaciones cuenta con un desarrollo muy rápido.

OTROS PROYECTOS

Asimismo, Itene también lidera 'NanoSafePack', cuyo objetivo principal es desarrollar una guía de buenas prácticas para permitir la manipulación y el uso de nanomateriales en las industrias de envasado. Esta guía estará dirigida principalmente a las pymes europeas, a las que proporcionará los datos científicos para minimizar y controlar la liberación de nanopartículas.

La actividad de Itene relacionada con la nanoseguridad se completa con su participación en dos proyectos europeos adicionales: 'Reachnano', un trabajo que busca consolidar los conocimientos sobre los riesgos de los nanomateriales y la evaluación de dichos riesgos, y 'Nanomícex', cuyo objetivo es garantizar la seguridad de los procesos de producción y manipulación de nanopartículas empleadas en la industria de pinturas y tintas.

Fuente:http://www.valenciaplaza.com/ver/129274/el-instituto-del-embalaje-estudia-el-riesgo-de-las-nanoparticulas-en-la-salud.html

Nanofármacos inyectables contra el dolor crónico

Un total de veinte proyectos de científicos españoles han recibido este año las prestigiosas becas del Consejo Europeo de Investigación (ERC, por sus siglas en inglés). Uno de ellos, es Nanohedonism, un desarrollo planteado por Manuel Arruebo, investigador del departamento de Ingeniería Química de la Universidad de Zaragoza. Su objetivo es crear una nueva tecnología de nanopartículas con fármacos encapsulados en su interior, que se podrán inyectar y activar con un puntero láser cuando se quiera aliviar un dolor crónico.
Según explica Arruebo a Sinc, el proyecto, que se inició en marzo, cuenta con una financiación de 1,5 millones del ERC y tendrá cinco años de duración. Nanohedonism es la continuación de un estudio previo que él y su equipo realizaron en colaboración con el Massachusetts Institute of Technology (MIT) y que fue publicado en la revista PNAS.
Este proyecto consistió en el desarrollo de un sistema con nanopartículas de oro capaz de liberar fármacos contra la diabetes, también activado con luz. El dispositivo se probó con éxito en ratas diabéticas.

 "La gracia del estudio es que sin tocar al animal fuimos capaces de activar la administración del fármaco que está contenido en un dispositivo subcutáneo mediante luz láser. Y elegir el momento en el que se quería liberar el medicamento, que era un análogo de la insulina", añade Arruebo.

Sin embargo, ese sistema era invasivo porque al animal había que hacerle una cirugía para implantarle el dispositivo. Ahora, con Nanohedonism, lo que quiere hacer este investigador, que ha trabajado en el MIT y en las universidades de Colorado y Hong Kong, es "ir un paso más allá".

Así -explica- "en vez de un implante que requiera cirugía estamos desarrollando unas nanopartículas que contengan en su interior fármacos contra el dolor. Estas cápsulas se podrán administrar mediante una inyección intravenosa o intramuscular en la zona donde se necesite la terapia. La forma de activación sería similar a la que empleamos en el proyecto anterior, luz láser en el infrarrojo cercano (800 nanómetros)".

Esta es una longitud de onda en la llamada 'ventana del agua', donde la interacción de la radiación con la sangre y los tejidos en el cuerpo humano es mínima, lo que permite alcanzar mayores profundidades.La nueva tecnología hará posible elegir cuándo liberar la dosis de forma localizada y está pensada para aliviar el dolor ciático y de articulaciones.Manuel Arruebo indica que esta longitud no quema los tejidos, pero sí permite llegar a estas estas nanopartículas para lanzar el proceso que activará la liberación del fármaco.

En el caso de Nanohedonism los fármacos que se administrarán serán anestésicos contra los dolores ciáticos y de articulaciones.

Para el investigador, las ventajas del nuevo método son grandes. "Hasta ahora a los enfermos que sufren estos dolores se les administran inyecciones convencionales; el problema es que esta fórmula no se adapta bien a la vida del paciente, ya que una inyección de este tipo no te permite conducir o hacer deporte, por ejemplo, porque el anestésico te deja 'K.O.' durante mucho tiempo".13987635460872

Partículas que se abren y se cierran

La nueva tecnología hará posible elegir cuándo liberar la dosis de forma localizada. "Será una administración pulsada, en la que se podrá decidir cuándo y cuánto se administra el fármaco contenido en la nanocápsulas; simplemente bastará con apuntar la luz infrarroja mediante el puntero láser.

Arruebo reconoce que la nueva tecnología es compleja. "Tenemos que hacer nanopartículas que no se rompan y se vacíen completamente, como ocurre por ejemplo con los liposomas. Queremos que liberen solo un poco de fármaco cuando se irradien con la luz, pero que sigan funcionando y conteniendo el medicamento", destaca.

Las nuevas partículas -explica- serán capaces de abrirse y cerrarse y estarán hechas de materiales biodegradables como polímeros termosensibles y nanopartículas metálicas de oro o cobre.

Tras el desarrollo de las nuevas nanocápsulas, Arruebo y su equipo probarán su funcionamiento en modelos in vitro con líneas celulares. Después se ensayarán en modelos de rata o ratón implantándolas cerca del nervio ciático.

 "Hasta aquí llega nuestro desarrollo. Si luego se quiere llegar a fases preclínicas, supongo que tendríamos que ir de la mano de una farmacéutica porque nosotros no tenemos esa capacidad", concluye el responsable del proyecto

Fuente:http://www.elmundo.es/ciencia/2014/04/29/535f6ee722601d2c438b4570.html

CON NANOTECNOLOGÍA INHIBEN RESISTENCIA DE BACTERIAS

 

nanotecnologiaEmpresarios mexicanos, agrupados bajo la firma Gresmex, desarrollaron una nanopartícula patentada y nombrada como Nbelyax, capaz de eliminar diversos microorganismos perjudiciales a la salud, entre los que se encuentra el virus de la influenza. Esa nanopartícula penetra directamente sobre diversos agentes biológicos causantes de enfermedades como virus, bacterias, hongos, esporas, trypanosomas o micobacterias, y rompe sus cadenas de ADN y ARN, provocando así su muerte inmediata.

Las potencialidades de la nanopartícula Nbelyax fueron aprovechadas para la elaboración de una línea de desinfectantes denominada Éviter, que actualmente está dirigida a la sanitización de áreas como hospitales, clínicas de salud, terapia intensiva e intermedia, consultorios médicos, cámaras de refrigeración, pisos, techos, baños, textiles o muebles, e incluso la asepsia total del cuerpo. Pero los empresarios consideran que al mediano plazo ese sistema de desinfección puede ser implementado en diversos mercados.

Como logro de su desarrollo científico, la empresa Gresmex mantiene vínculos con el Consejo Mexiquense de Ciencia y Tecnología, en la búsqueda del desarrollo de prototipos de productos anti-bacteriales dirigidos al sector de la salud dental, como enjuagues para la boca, pasta de dientes, geles desinfectantes y cicatrizantes. Pero los expertos de la firma aseguran que el sistema desinfectante podría ser implementado en sectores como la agricultura o la ganadería, dado que es común que animales y plantas sean afectados por microorganismos patógenos.

De acuerdo con el doctor León Albarrán Medina, director de Innovación y Desarrollo de Gresmex, la ruptura de las cadenas de ADN y ARN impiden que los microorganismos perjudiciales recopilen información sobre la funcionalidad de la nanopartícula Nbelyax; por esa razón, tales agentes biológicos no llegan a desarrollar resistencia a los productos antibacteriales.

“Los microorganismos reconocen a la partícula Nbelyax como algo inofensivo, de manera que la introducen a sus sistema. Dado que la nanopartícula rompe toda la información genética, no hay manera que otros microorganismos similares obtengan información de que la nanopartícula Nbelyax es dañina, por esa razón no existe el peligro de que esos agentes generen resistencia”, puntualizó Albarrán Medina.

Con base en la partícula Nbelyax, la pyme mexicana desarrolló una nueva línea de productos desinfectantes de alto nivel, capaces de inactivar hasta el 99.99 por ciento de agentes biológicos perjudiciales a la salud. Debido a las potencialidades de esos productos, la empresa fue considerada entre los ganadores del Premio ADIAT a la Innovación Tecnológica en su edición 2014, en la categoría pyme, otorgado por la Asociación Mexicana de Directivos de la Investigación Aplicada y el desarrollo Tecnológico A.C.

De acuerdo con Albarrán Medina, la línea de desinfectantes fue probada en el Departamento de Virología del Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias, que realizó una evaluación de los efectos del producto contra el virus de la influenza, otorgando una certificación de efectividad a esos insumos.

Eficaz biocompatibilidad

Posteriormente, detalló Albarrán Medina, se demostró la bio-compatibilidad del producto, así como su inocuidad a través de pruebas realizadas en instituciones médicas, como el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE). “Una de las primeras preocupaciones era la incógnita que representaba la ruptura de cadenas de ADN y ARN mediante nanotecnología. Si bien éste fenómeno resultó útil para eliminar microorganismos perjudiciales para el organismo humano, el siguiente paso era corroborar que esa cualidad no afectaba a las células humanas”, expresó el especialista.

Por ese motivo, el producto fue analizado en el Hospital “20 de Noviembre” del ISSSTE, en dónde se puso a prueba a través de su aplicación directa a células extraídas del organismo humano. Las pruebas mostraron que no hubo afecciones a las cadenas de ADN o ARN del organismo humano, por lo que se demostró un fenómeno conocido como bio-selectividad, es decir, la nanotecnología del desinfectante actúa sólo sobre los microorganismos ajenos al organismo de las personas. (Agencia ID)

Fuente:http://www.invdes.com.mx/ciencia-mobil/4479-con-nanotecnologia-inhiben-resistencia-de-bacterias

Del secreto de la longevidad y la inmortalidad

“A medida que envejecemos, la reserva de células madre hematopoyéticas disminuye hasta que todas nuestras células son clones de solo unas pocas células parentales”, concluye el estudio publicado en la revista Genome Research sobre la longeva Hendrikje van Andel-Schipper, fallecida a los 115 años y que conservó sus facultades mentales en perfecto estado hasta su muerte.

La vejez prematura y la longevidad, en última instancia, están sujetas a la temperatura del cuerpo. La regulación de la temperatura del hipotálamo y la renovación del sistema inmunológico prolongarían por siglos la vida humana. No estamos en el campo de la mitología: el alargamiento de la vida humana más allá de un siglo, o sea, la búsqueda de la inmortalidad de Gilgamesh, será un hecho para finales del siglo XXI.

Con la aplicación combinada de la neurocirugía, la nanotecnología, la cibernética, la genética molecular y la física, pueden lograrse mejoras sustanciales en el cuerpo y en la mente humana. Es esencial lograr el proceso de subdivisión en las 10,000 millones de células del órgano cerebral, posibilitando que éste sobreviva durante un milenio, y se aproveche más allá del actual 10% utilizado, creándose un homo superinteligente.Hendrikje-van-Andel-Schipper

 En el futuro, la tecnología de cyborg no se limitará al reemplazo de órganos o miembros dañados. Al envejecer una persona, el cuerpo humano irá dando paso a partes artificiales, es decir, la técnica del cyborg, hasta que la parte original de la persona resulte el cerebro dentro de un cuerpo artificial. Incluso, se ha especulado la transferencia del órgano del cerebro a una máquina. Será posible la fabricación en laboratorios de moléculas de la memoria, saturadas de información, para ser inoculadas en seres vivos, ampliando de manera formidable no sólo el caudal de conocimientos e información, sino la propia inteligencia. No resultará un sueño o una novela de ciencia-ficción el intento de rescatar por medio de sustancias químicas las facultades, los conocimientos y las experiencias de un humano en vías de morir, para transferirlas a un organismo más joven, o a un cerebro artificial. No es un sueño la investigación de los anticuerpos monoclonales y el arribo a la técnica del cyborg, con la cual piezas artificiales pueden ser recubiertas de músculos y piel, iniciándose la integración entre las máquinas y el cuerpo, lo que pudiera superar el simple reemplazo de órganos o miembros dañados. En el futuro, se promoverá la regeneración de partes del cuerpo, y se ampliarán las investigaciones prenatales del feto.

Aún conservamos en el organismo cierta capacidad de regeneración proveniente de nuestra fase embrionaria, sobre todo para los tejidos. Esta facultad podrá acrecentarse para restaurar órganos lesionados y partes del cuerpo amputadas. Se ampliará la capacidad craneal no sólo para alojar un cerebro más voluminoso que elevará nuestra capacidad analítica, sino también para acomodar los implantes electrónicos con el fin de operar con una proporción de información y memoria superior a la actual.

La nanotecnología puede subsanar muchas de las incorrecciones moleculares humanas, posibilitando sobrepasar, como promedio, los cien años en plena facultad física y psicológica. Un número de procesos reguladores bioquímicos que también inciden en la vejez es factible de ser revertido. Muchos de los problemas de salud comunes a las sociedades tecnológicas son resultado del desbalance en la dieta que consumimos, para la cual nos adaptamos hace cientos de miles de años.

De acuerdo con los gerontólogos, es factible conseguir un promedio de vida de entre 170 y 200 años, y una estatura promedio de 2,10 metros, de resolverse las enfermedades con una medicina preventiva y una dieta alimenticia científica, controlando los mecanismos del envejecimiento prematuro que hoy padecemos, higienizado nuestro ecosistema y superando la ansiedad en la vida contemporánea. Es la nanotecnología la que puede revertir todos estos procesos reguladores bioquímicos. Esta prolongación de la vida implicará un período de maduración y educación más dilatado, con la rápida asimilación de inmensos conocimientos, y con una excelente plenitud creativa.

En consecuencia, las distancias cósmicas serán más cortas al alargarse la vida humana.

Fuente: http://neoclubpress.com/del-secreto-de-la-longevidad-y-la-inmortalidad-050431098.html

The Nanotech lab of Shlomo Magdassi

Prof. Magdassi pioneered digitally printed glass. Photo by Nati Shohat, courtesy of the Hebrew University

Prof. Magdassi pioneered digitally printed glass. Photo by Nati Shohat, courtesy of the Hebrew University

 

Ever notice how a spilled drop of coffee spreads into a ring stain on your shirt? The particle-filled liquid flows outward from the drop, leaving the particles on the rim of the ring as the liquid evaporates.

This phenomenon posed big problems for printers. How do you keep drops of ink in place? Then Hebrew University Prof. Shlomo Magdassi realized it could actually provide a way to move the industry toward a fantastic future in functional printing.

“Instead of solving the coffee-ring problem, I thought I could use it,” he tells ISRAEL21c.

On the university’s Givat Ram campus in Jerusalem, a company called ClearJet uses Magdassi’s patented technique to make transparent conductors by digitally printing clusters of narrow silver nanoparticles, forming “coffee rings” on plastic or glass. This is what makes the touchscreen on your smartphone possible.

“When I started to be involved in the world of digital printing, there was very little public information on how to make the inks, so I had to learn from scratch,” says Magdassi in his office at the university’s Casali Institute of Applied Chemistry.

Since 1995, he has formulated revolutionary micro-nanoparticle solutions to deliver active ingredients, whether in cosmetics, pharmaceuticals or inks.

Solar cells, architectural glass

In California’s Mojave Desert, the Israeli-US company BrightSource Energy built the world’s largest solar electricity generation installation using coatings containing nanoparticles that Magdassi and a colleague, Prof. Daniel Mandler, developed. The field’s mammoth towers are each surrounded by about 10,000 mirrors throwing sunlight at them.

Magdassi with graduate student Alon Shimoni and the lamp lit with conductive nanoparticles. Photo by Abigail Klein Leichman

Magdassi with graduate student Alon Shimoni and the lamp lit with conductive nanoparticles. Photo by Abigail Klein Leichman

The mural-like glass walls made by the Israeli company Dip-Tech, adorning buildings across the world, are based on Magdassi’s patented GlassJet, a heat-resistant digital inkjet ink made of nanoparticles of glass and inorganic pigments.

“What I do is related to basic science, but I also like to see something real coming out of it — a product on the shelf — and I was lucky to have several products go on the market based on my inventions,” says Magdassi, a pioneer in silver nano-inks for printing conductors directly on plastic or solar cells.

“It’s all about controlling the behavior of the particles, which is based on basic colloid science,” he says.

Yissum, the university’s research and development company, licensed Magdassi’s process to XJet Solar, an Israeli firm that makes nano-ink and inkjet printers for solar cells.

Magdassi is now working with Yissum to find a commercial partner to develop his new oxidation-resistant copper nano-inks for inexpensive printing of conductive patterns on heat sensitive plastic substrates.

From ma’abara to ma’abada

Remarkably, the 60-year-old scientist’s life trajectory has taken him from ma’abara (transit camp) toma’abada (laboratory).

His parents emigrated from Iraq in 1951, married and settled into one of the hardscrabble transit camps set up for new immigrants in Ramle, not far from today’s Ben-Gurion International Airport.

Though his home lacked material comforts, his education propelled him to become the first of his family to earn a doctorate. “I knew when I was in fifth grade I was going to be a chemist, while conducting experiments at home,” Magdassi says.

After serving in the army, Magdassi went to the Hebrew University and never left, aside from an 18-month post-doc in Ohio and a sabbatical in Los Angeles, during which he developed nanoparticle drugs.

His wife, Tsila, is deputy director of school psychological services for Jerusalem. Their son, 27, is studying industrial design at the renowned Bezalel Academy of Art and Design in Jerusalem. Their 23-year-old daughter, recently back in Israel after a post-army trip around the world and volunteering in Uganda, will study law and social work at the Hebrew University next fall.

Let there be light

Magdassi’s students readied a few dazzling demos for the fourth International Nanotechnology Conference and Exhibition (NanoIsrael) conference on March 24 and 25 in Tel Aviv.

Among the printed electronics they fashioned are electro-luminescent devices imprinted with transparent conductors – in other words, a lamp illuminated by nanoparticles.

“Using our inks, you could have signage without light bulbs, and sensors of all kinds,” says Magdassi as his master’s student Alon Shimoni plugs in a glass panel on which the word “Yissum” lights up. “You can print contactless credit cards, solar cells and RFID [radiofrequency identification] tags, which are a type of antenna.

“It’s all related to how we make a small particle and put it on a substrate exactly where we need it. Then we use its specific property to get something out of it.”

Silver has long been known as an excellent and stable conductor, but at $700 to $1,000 per kilogram, it’s not practical for mass ink manufacturing. Copper, less than $7 per kilo, has similar conductivity but not stability, as it oxidizes quickly on contact with air.

Magdassi hit on the unique idea of using copper precursors of the metal, because they do not oxidize.

“Once we put it on a substrate and heat it to a certain temperature, it decomposes and makes a self-reduction, meaning it converts into copper and it becomes conductive,” says Magdassi. “The copper nanoparticles are formed from the precursor and therefore it’s stable.”

Yissum CEO Yaacov Michlin noted that the total market for printed, organic and flexible electronics is projected to grow from approximately $16 billion in 2013 to $76.8 billion in the next 10 years.

“The copper-based nano-ink invented by Prof. Magdassi solves some of the major limitations that are preventing widespread use of conductive inks, and we are certain that this novel ink will become an important aspect of the growing industry of printed electronics,” Michlin said.

Source: http://israel21c.org/people/welcome-to-the-nanotech-lab-of-shlomo-magdassi/

 


 

Convocan a las Pymes que quieran incorporar nanotecnologías

Nota de Tiempo Argentino
Cuando se habla de tecnologías emergentes, hay poco debate respecto del rol central que tienen en ese rubro las nanotecnologías, la biotecnología y las tecnologías de la comunicación. De hecho, no hay prácticamente ningún programa de fortalecimiento tecnológico que no las considere el "trío más mentado".

nanotecnologia-pymesEn tal sentido, el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva lanzó una convocatoria para que las Pymes incorporen nanotecnología como forma de mejorar su competitividad. Hoy es el cierre de la inscripción, y los fondos para el programa suman casi 20 millones de euros, facilitados en partes iguales por la Unión Europea y el Estado argentino.

El "Programa de Fortalecimiento de la Competitividad de las Pymes y Creación de Empleo en la Argentina" surge de la intensa relacion de la Argentina con la Unión Europea en términos de investigación y ciencia. "El área de nanotecnología es un área estratégica para nuestro país y para los europeos. Lo que hacemos con este programa es utilizar la cooperación internacional para lograr que la ciencia argentina mejore la capacidad de las Pymes", explicó a Tiempo Argentino la directora nacional de Relaciones Internacionales de la cartera de Ciencia, ingeniera Águeda Menvielle.

El programa tiene cuatro ejes importantes. Por un lado, está la adquisición de equipamiento para el trabajo con micro y nanoingeniería: se trata de inversiones que las Pymes no podrían hacer por sí mismas, y que el Estado pondrá a su disposición en doce centros de excelencia que estarán diseminados por todo el país. Otro eje está vinculado a la realización de benchmarking que capitalizarán estas empresas en función de la caracterización de los principales sectores estratégicos vinculados a la micro y a la nanotecnología. Otro, la campaña de motivación y sensibilización sobre aplicaciones de las nanotecnologías en todo el país, que motorizará charlas en universidades y centros industriales. Y, por supuesto, la convocatoria de proyectos integrados regionales con participación de laboratorios científico-tecnológicos y universidades, Pymes y demás organizaciones de la sociedad civil que trabajen en esta temática. Los proyectos incluirán la implementación de Estrategias de Innovación Regional (RIS). "Ya se realizaron 25 talleres que se siguen ejecutando en Buenos Aires, Riío Negro, Tucumán y Córdoba", contó Menvielle.

 

El español Marc Ramis Castelltort, que participa en las conferencias como consultor en estrategia y operaciones, aseguró que ve en la Argentina un "desarrollo" de la nanotecnología equivalente al ocurrido en España. "En países como Alemania, son las grandes empresas las que incursionaron y desarrollaron proyectos de nanotecnología, pero tanto aquí como en España ocurre al revés: el conocimiento va desde las Pymes hacia las grandes empresas", agregó Ramis Castelltort, doctor en Bioquímica en la Universidad de Oxford y desarrollador de negocios.

Nanopymes Proyectos. Hoy finaliza la convocatoria del Programa Nanopymes para presentar proyectos en sectores de metalmecánica, agroalimentos, salud y electrónica.

Fuente:http://geekye.infonews.com/2014/04/28/tecnologia-141530-convocan-a-las-pymes-que-quieran-incorporar-nanotecnologias.php

La biomedicina se abre paso en Málaga

Los fondos europeos posibilitaron la construcción en el PTA de Bionand, centro dedicado a la investigación y al desarrollo de la nanomedicina orientada a la salud

El próximo verano se trasladará a sus instalaciones el laboratorio de reprogramación celular Larcel, procedente de Sevilla

Nanotecnologia-malagaLa investigación biomédica en Málaga se escribe con letras mayúsculas gracias, en parte, al apoyo del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (Feder). En septiembre de 2011 inició su actividad en el Parque Tecnológico de Andalucía (PTA) el Centro Andaluz de Nanomedicina y Biotecnología (Bionand), centro pionero en España que busca desarrollar nuevos sistemas para abordar la prevención, el diagnóstico y el tratamiento de enfermedades desde lo fascinantemente pequeño.

Bionand, que nació fruto de la alianza entre la Junta de Andalucía y la Universidad de Málaga, cuenta con un edificio de más de 6.500 metros cuadrados que, a partir del próximo mes de julio, pasará a albergar también el Laboratorio Andaluz de Reprogramación Celular (Larcel), perteneciente a la Consejería de Salud y que actualmente está ubicado en Sevilla.

La agrupación de estos dos espacios dedicados a la investigación biomédica permitirá, por un lado, promover la consolidación y el crecimiento de un laboratorio dedicado en exclusiva a las técnicas de reprogramación celular, y, por otro, optimizar la infraestructura y el equipamiento de Bionand, un centro con capacidad para albergar a más de 150 profesionales, pero en el que a día de hoy sólo trabajan 37.

La crisis, que trajo consigo recortes importantes en las ayudas a la investigación, y la falta de tradición en un ámbito desconocido para la gran mayoría de los investigadores, tiene mermada la actividad del primer centro de ámbito nacional orientado a la investigación en nanotecnología aplicada a la salud.

La nanomedina, a medio camino entre la nanotecnología y la biotecnología, se dedica al estudio, control y manipulación de materiales, estructuras y dispositivos a escala nanométrica (equivalente a la millonésima parte de un milímetro), tamaño en el que se han demostrado propiedades diferentes de la materia que pueden ser de gran utilidad en el campo tecnológico y biomédico.

En el centro trabajan actualmente ocho grupos de investigación entre los que se encuentran tres investigadores procedentes del Programa de Movilidad de Nanomedicina. Paralelamente, Bionand colabora en proyectos de investigación con el Hospital Regional de Málaga (Carlos Haya) y el Virgen de la Victoria (Clínico).

En sus instalaciones el pasado año se desarrollaron, total o parcialmente, 29 proyectos de investigación gracias a financiación competitiva, por importe total de 3,3 millones de euros.

El próximo verano Larcel sumará personal y proyectos al centro de nanomedicina de Málaga. El laboratorio, en el que trabajan ocho investigadores, está desarrollando cuatro proyectos.

Bionand, que es un centro de carácter mixto participado por la Consejería de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, la Consejería de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo y la UMA, fue concebido como un espacio para la investigación de excelencia en nanomedicina. De hecho, forma parte del componente Biotech del Campus de Excelencia Internacional Andalucía Tech, promovido por las universidades de Málaga y Sevilla.

Su construcción en el PTA supuso una inversión de algo más de 4,9 millones de euros, cantidad que fue cofinanciada en un 70% por los fondos Feder, fórmula que también se repetiría para costear el equipamiento de la Unidad de Nanoimagen del centro, una de las más completas de Europa y única en España, ya que reúne un amplio equipamiento de última generación, por una cuantía total de 4,3 millones de euros.

La dotación del resto de unidades del centro, costeada también con recursos europeos, junto con el Ministerio de Economía y Competitividad (dentro del Plan de Investigación Científica, Desarrollo e Investigación Tecnológica 2088-2011), contó con una inversión de algo más de 2,4 millones de euros.

A pleno rendimiento, este espacio de investigación, frontera entre la química, la biología, la física, la ingeniería y las técnicas de microfabricación, podrá dar cabida a un máximo de 20 grupos de investigación. A más de 150 profesionales, de los que en torno a un 85% estarán directamente implicados en las tres áreas de investigación que conforman la actividad científica del centro.

Estas áreas, que cuentan con distintas líneas de investigación estratégicas, son Nanodiagnóstico, Nanosistemas terapéuticos y Nanobiotecnología. El objetivo de la primera es implementar dispositivos de diagnóstico y pronóstico más eficaces, tanto in vitro como in vivo, con el fin de optimizar la identificación de enfermedades o la predisposición a la misma, así como su evolución a nivel celular o molecular mediante la utilización de nanodispositivos.

La segunda área se centra en la investigación y desarrollo de nanosistemas que protejan, transporten y liberen fármacos o agentes terapéuticos de manera controlada haciendo que sean más fáciles de administrar, más selectivos y eficaces, y, por lo tanto, menos tóxicos, con los que se evitarían los efectos secundarios. Además, se potenciarán el desarrollo de nanosistemas efectivos para enfermedades de difícil curación y elevada incidencia como el cáncer, las enfermedades neurodegenerativas y enfermedades cardiovasculares.

La de Nanobiotecnología se orienta hacia el desarrollo de nuevas aproximaciones que puedan ser explotadas por las líneas de investigación desarrolladas por las otras dos áreas.

El decisión de reforzar la investigación biomédica en Málaga con la incorporación del laboratorio de reprogramación celular Larcel a Bionand se enmarca dentro de la apuesta del Gobierno andaluz por potenciar la investigación como nuevo modelo productivo, motivo por el cual la nueva Estrategia de Investigación e Innovación (I+i) en Salud se centrará en mantener el actual ritmo de financiación a través de recursos externos y la participación en proyectos promovidos por organismos europeos y nacionales.

Así, la inversión en investigación sanitaria prevista ese año en Andalucía rondará los 6,6 millones de euros, cantidad con la que se quiere consolidar la mayor red adscrita al Sistema Nacional de Salud, en la que destacan los cinco centros de biomedicina (dos en Sevilla y Granada, y Bionand, en Málaga), cuatro institutos de investigación sanitaria, un biobanco y diez laboratorios públicos donde se fabrican medicamentos de terapias avanzadas.

La obtención de recursos, que según la Junta, se ha incrementado un 48,5% en los dos últimos años, se verá favorecida por la agilización de trámites para poder realizar ensayos clínicos en centros sanitarios públicos.

Fuente:http://www.laopiniondemalaga.es/malaga/2014/04/28/biomedicina-abre-paso/672416.html?utm_source=rss

More Articles...

  1. Supercondensadores eficientes y baratos con grafeno y nanotubos de carbono
  2. Así se carga la batería de un celular en 30 segundos
  3. Un canguro de saltos biónicos
  4. Colaboración nuclear con Rusia beneficiará salud pública cubana

Página 4 de 15

posicionamiento web

Comentarios sobre tecnologianano.com

Sitio web optimizado para Posicionamiento en Google
por Artec Difusión SL

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar sus servicios, recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, generada a partir de sus pautas de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para cambiar la configuración o más información pulse en Política de Cookies.

Acepto la política de cookies de esta web.

preferencias sobre las cookies publicitarias de terceros